Inicio arrow Casi un blog arrow E-books bien gestionados
Google
E-books bien gestionados Imprimir E-Mail

Vamos a ver si esta vez no nos equivocamos. Conocemos lo que ha pasado con el cine y la música y, por tanto, no hay ninguna razón para que la industria editorial caiga en los mismos errores.

¿Seguro?

Me han regalado un e-book. Un aparato muy útil y bonito, con diccionario por si lees en inglés, distintos tamaños de letra, una maravilla. No me gusta, pero la culpa es mía, que soy un romántico del papel y estoy chapado a la antigua. Algo hará también que me dedico, entre otras cosas, a la imprenta, y esto del ebook no me viene muy bien, como ustedes comprenderán...

Pero mis preferencias no son el tema del que quiero hablar. Resulta que la industria editorial SÍ es capaz de cometer los mismos errores que la cinematográfica y la musical. Voy a dar un ejemplo concreto (y no digo la editorial responsable; es un error generalizado.) Ejemplar en papel, 18 euros. Ebook, 14 euros. Descarga gratuita, gratis. De acuerdo, la descarga gratuita no es legal y hay que combatirla. Pero, ¿por qué no ganamos la batalla antes de comenzarla?

Imprimir un libro vale dinero (no me engañan: ya he dicho que me dedico a la imprenta). Distribuirlo, también. En realidad, ambos costes son muy superiores a los 4 euros de diferencia ente ambos formatos. Para convencer al lector de que debe buscar siempre la descarga legal, es necesario hacerle comprender que los autores, traductores y editores comen todos los días.Y hay que darle unos precios atractivos.

Esto lo ha entendido a la perfección uno de los señores más listos del mundo libresco español: Lorenzo Silva. Tras negociar (parece ser que duramente) con sus editores, ha colocado sus libros en la Red con precios que oscilan entre los 3,99 y  los 5,99 euros. Es más, el libro más descargado legalmente en España también es suyo, cuesta 15 euros, y es una recopilación de las novelas del guardia civil Bevilacqua.

Dejo aquí el enlace a su blog, en el que explica su experiencia en el mundo del e-book: Blog de Lorenzo Silva

Y aprovecho para pedir (rogar, si es menester) a autores y editores que cunda el ejemplo.

                                                              

                                                                   

 
< Anterior